La 100 en vivo

Xi criticó el “uso de alimentos y energía como armas” y condenó las sanciones unilaterales

Foto: AFP El presidente de China, Xi Jinping, apuntó este martes en la cumbre del G20 contra “el uso como armas de los alimentos y la energía”, en una crítica velada a la invasión a Ucrania, pero a su vez mostró su rechazo a las sanciones unilaterales, en referencia a las medidas tomadas por Occidente contra Rusia. “Debemos oponernos firmemente a la politización, instrumentalización y uso como arma de los problemas alimenticios y energéticos”, declaró Xi en la cumbre en la isla indonesia de Bali. “Hay que eliminar las sanciones unilaterales y hay que levantar las restricciones a la cooperación científica y tecnológica relevante”, añadió. Refiriéndose a la seguridad alimentaria y energética, el líder chino dijo que la causa fundamental de las crisis no es la producción o la demanda, sino la interrupción de las cadenas de suministro y la cooperación internacional.”La solución consiste en desarrollar un mercado de productos básicos abierto, estable y sostenible, y trabajar juntos para desatascar las cadenas de suministro y estabilizar los precios del mercado”, instó el presidente, citado por la portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Hua Chunying. En su intervención, Xi también pidió a las grandes economías mundiales contener el impacto de los aumentos en sus tasas de interés, adoptados para combatir la inflación. “Debemos contener la inflación global y resolver los riesgos sistemáticos en la economía y las finanzas”, declaró. Agregó que “las economías desarrolladas deben reducir el efecto negativo de sus ajustes de política monetaria y estabilizar sus deudas en un nivel sustentable”. La Reserva Federal estadounidense incrementó las tasas al nivel más alto desde antes de la crisis financiera de 2008, buscando ajustar la oferta monetaria para contener la inflación. La medida llevó al alza a la cotización del dólar a niveles que no se vieron en dos décadas, afectando a las economías en desarrollo que dependen de las exportaciones, que también luchan contra la inflación o que tiene deuda en esa divisa. En su discurso, Xi subrayó además que “la modernización no es un privilegio reservado a un solo país”. “Los pioneros del desarrollo deberían ayudar sinceramente a otros a desarrollar y proporcionar más bienes públicos globales. Todos los países principales deben cumplir con sus debidas responsabilidades y hacer todo lo posible por la causa del desarrollo global”, dijo.