La 100 en vivo

Tabaré Rivero: “Estoy convencido de que si el rock no es contracultural no es rock”

Rock uruguayo con “La Tabaré”. La Tabaré, una de las más emblemáticas bandas uruguayas, se reencontrará con el público argentino en una serie de recitales a los que el cantante, compositor y actor Tabaré Rivero –líder del grupo-, definió como “simples pero contundentes” y que dará esta noche en Rosario, mañana en el porteño Niceto Club y el sábado en La Plata.“Queremos presentarles un amplio abanico en el repertorio elegido. No es fácil después de tantos años y 14 discos editados, elegir una buena cantidad de temas representativos”, indicó a Télam Rivero, quien fundó el grupo en 1985.“Pero intentaremos hacer una muestra de lo que fue y sigue siendo La Tabaré -continuó-, desde el primer disco del 87, hasta el último tema subido a las plataformas el año pasado y quizá algún tema nuevo del disco que estamos grabando y saldrá antes de fin de año”.Luego de tocar en el Centro Cultural Güemes en Rosario, La Tabaré se presentará mañana, a las 20, en Niceto Club, del barrio de Palermo, donde ofrecerá un concierto que tendrá a los argentinos Match5 como invitados, y el sábado en Pura Vida de la ciudad de La PlataLa Tabaré – “La Moda Del Wash”VER VIDEO La banda que completan a Pamela Cattani en voz, Leo Lacava en guitarra, José María Suárez en bajo, Marcelo Lacava en batería, Sebastián Gagliardi en teclados y Enzo Spadoni en trombón, se caracteriza por ser dueña de un espíritu combativo y transitar un camino propio, alejado de los estereotipos que impone la industria del rock.“Desde los comienzos fuimos una banda a contrapelo de las modas; antes se le llamaba ‘anticomercial’ y aunque ahora ese término está (políticamente) en desuso, nosotros lo seguimos acuñando de puro porfiados”, dijo el cantante.En ese sentido, acotó: “Fueron muchos años de esquivar las tentaciones que ofrecía el gran negocio del rock para continuar haciendo y diciendo lo que se nos daba la gana y ahora que el rock justamente está dejando de estar de moda, no vamos a cambiar nuestro propósito artístico”.Profundizando sobre este presente del grupo, Rivero agregó: “Además obviamente hemos crecido, madurado, evolucionado con el tiempo, tanto en lo musical como en lo poético de los textos, pero siempre comprometidos con las miserias y esperanzas del mundo de hoy”.Télam: ¿Cómo se preparan para este regreso a la Argentina tras una pausa tan grande?Tabaré Rivero: Con el mismo entusiasmo de siempre y casi como si no hubiese pasado el tiempo. Sabemos que irá público que ya nos conoce bastante de presentaciones que hicimos ahí antes de la pandemia, pero quizá también vaya gente que nunca nos vio en vivo o que ni siquiera nos escuchó lo suficiente y queremos presentarles entonces un amplio abanico en el repertorio elegido.T:¿’Cuál es el motor principal que los impulsa a seguir adelante, logrando conquistar al público argentino, entre otros?TR: Crear arte es maravilloso y estoy convencido que si el rock no es contracultural, entonces no es rock. Supongo además que es el placer de sentir la comunicación que logramos con la gente. El gusto de escuchar nuestras canciones cantadas por el público, o agitadas, o simplemente escuchadas atentamente en quietud y silencio. El motor que nos moviliza quizá sea la búsqueda insaciable de alcanzar el arte, aunque no sepamos con exactitud qué es “arte”.T:¿Qué rasgo en particular distingue a La Tabaré de otras bandas?TR: La primera canción que grabamos en el año ’85 gritaba: “…rebeldía todo el día, sigue siendo rocanrol!…”. Hoy hemos crecido, (léase envejecido) y si bien la rebeldía ha mutado mucho y aquella transgresión dejó de transgredir para convertirse en guaranguería, sigue estando presente en nosotros la incomodidad, la inquietud, el desagrado o la imposibilidad que nos significa tener que adaptarnos a vivir en un mundo capitalista, competitivo, estresante y deshumanizado. Sabemos obviamente que no lo podemos cambiar con canciones, pero cada canción (de cualquier estilo musical) con buena intención que sea cantada en el mundo, es un granito de arena haciendo peso en la balanza.