La 100 en vivo

Luis Miguel rompió el silencio y lanzó un contundente mensaje sobre la serie de su vida

El cantante mexicano rompió el silencio y se pronunció sobre “Luis Miguel, la serie”, días después del estreno de la tercera y última temporada.
Luis Miguel y Diego Boneta, juntos.
A través de su cuenta oficial de Twitter, Luis Miguel rompió el silencio y habló por primera vez de la serie que cuenta íntimos detalles de su vida. El cantante reconocido a nivel mundial envió un contundente mensaje sobre la veracidad de los hechos que muestra la serie, en la que se muestran facetas crudas de la vida del cantante.
“La serie de Netflix es ficción. No es 100% verdad, (está) basada en hechos reales”, escribió en su Twitter oficial el artista que es interpretado por Diego Boneta. La declaración de Luis Miguel llega días después de que se estrenara la tercera y última temporada en la plataforma de streaming, donde es todo un éxito.
Tiempo atrás -desde el estreno de la primera temporada- la serie ya había causado mucho revuelo por retratar algunos pasajes de la vida de Luis Miguel. En su momento, Michelle Salas, Stephanie Salas -hija y pareja del artista mexicano- y Roberto Palazuelos -actor mexicano-, ya habían expresado su disconformidad con el tratamiento que recibieron sus personajes en las temporadas anteriores.
La última temporada estrenada hace días aborda distintos episodios de la vida de El Sol. Allí se muestra el arresto que vivió en el 2017, uno de los momentos más difíciles para el cantante, pero a su vez uno de los puntos de clímax más fuertes de la ficción.
El arresto de Luis Miguel en la vida real: cómo fue y por qué estuvo preso algunas horas
Luis Miguel fue arrestado el 2 de mayo de 2017 en Los Ángeles, Estados Unidos. La causa estaba relacionada al conflicto que enfrentaba al cantante con su ex representante William Brockhaus, que le exigía una indemnización de más de un millón de dólares por incumplimiento de contrato.
Los problemas para el “Sol de México” comenzaron cuando Brockhaus ganó el caso y no recibió el dinero que el artista debía pagarle. La justicia norteamericana intervino y confiscó el lujoso Rolls Royce de Luis Miguel, que no alcanzaba a cubrir el monto que debía abonar Luis Miguel.
Semanas posteriores a esto, la jueza Virginia A. Phillips requirió la presencia de Luis Miguel en los tribunales estadounidenses, pero el mexicano evadió las solicitudes de la justicia en innumerables oportunidades. Finalmente el cantante fue arrestado bajo una orden de aprehensión por desacato.
Su abogado, Rafael Heredia, se encargó de aclarar en su momento que fue Luis Miguel quien decidió entregarse a las autoridades ante la orden de aprehensión. Horas más tardes fue liberado con la promesa de volver a presentarse ante la justicia, pero bajo advertencia de ser detenido en caso de omisión. Finalmente hubo acuerdo entre Luis Miguel y Brockhaus, en el que “Micky” debió pagarle una cifra superior al millón de dólares que solicitaba el tribunal de Nueva York.
El arresto de Luis Miguel en la serie: depresión, problemas económicos y alcohol
Quizás sea este caso uno de los motivos que llevó al artista mexicano a aclarar a través de su Twitter personal que la serie es una ficción. La producción televisiva retrató este momento de la vida con un Diego Boneta que interpreta a un Luis Miguel completamente arruinado, tanto personal como emocional y económicamente.
En la serie, mientras su contadora y su abogado se organizaban para pagar la exorbitante suma de dinero, el artista se pregunta en qué momento se convirtió en eso. “No quiero vender esa casa”, les dice, pero la respuesta de sus asesores fue contundente: “No tenemos más remedio”.
Finalmente, luego de una borrachera, Luis Miguel dio luz verde a sus representantes legales para que vendieran todas las propiedades, pero le aseguraron que no iba a ser suficiente.