La 100 en vivo

Enterraron al pequeño Rayan en Marruecos: “Siempre vivirá en nuestros corazones”

Las exequias se realizaron durante la plegaria musulmana del mediodía. La familia y cientos de vecinos despidieron al pequeño en un cementerio local.
Tristeza en Marruecos en el funeral del pequeño Rayan.
En medio de una profunda tristeza, el niño de 5 años Rayan Aourram, rescatado sin vida el sábado pasado tras pasar casi 100 horas en el fondo de un pozo, fue enterrado este lunes en un cementerio cercano a su aldea del norte de Marruecos.
El entierro, según informó la agencia oficial marroquí MAP, se produjo en el cementerio de Zaouia, de la aldea de Daroutane, próxima a Ighran, donde vivía el niño con su familia. Al funeral asistieron sus padres y decenas de habitantes de la zona y de comunidades vecinas.
Las exequias se desarrollaron durante la plegaria musulmana del mediodía. Un imán pronunció una breve plegaria, antes de la inhumación de los restos del pequeño.
El testimonio de un poblador de la zona: “Rayan estará en nuestros corazones por siempre”
”Nunca pensamos que íbamos a vivir momentos tan difíciles. Rayan estará en nuestros corazones por siempre”, dijo a la AFP Mounir Murid, un habitante del pueblo que se acercó al funeral.
Y añadió: ”Es como si Rayan hubiera sacado a la luz la situación de nuestra región. Aquí nunca hemos visto a los medios de comunicación ni a los políticos. No tenemos red, ni carreteras, ni hospitales, ni educación”.
Decenas de personas participan de plegarias durante el funeral del pequeño Rayan .
El caso mantuvo en vilo a la sociedad marroquí durante casi cinco días. Rayan cayó accidentalmente el martes pasado en un pozo seco de 32 metros de profundidad cerca de su casa.
A partir de allí comenzó una dramática carrera contra el tiempo para salvarlo. El niño fue hallado sin vida en el fondo del pozo tras una laboriosa operación de rescate que durante cuatro días excavó en vertical el terreno adyacente. Luego se horadó un túnel de cinco metros horizontal para llegar al pequeño.
Homenajes a los rescatistas y relleno del pozo
En el país se suceden además numerosos homenajes a los rescatistas. Toda la operación fue transmitida en directo y seguida con atención por los marroquíes. El domingo además comenzaron los trabajos de relleno del pozo y del túnel de emergencia cavado para tratar de salvar al niño.
El agujero estrecho y de difícil acceso había sido construido cerca de la casa donde vivía el niño en Ighran. Hasta el viernes los rescatistas intentaron entregarle agua y oxígeno al niño, sin tener certezas de haberlo logrado. Desde que se conoció el drama, miles de personas se congregaron y acamparon en solidaridad en esta localidad, ubicada en una zona montañosa del Rif, a cerca de 700 metros de altitud.
Si bien la tragedia unió a los marroquíes, también abrió un debate sobre la proliferación y el peligro de los pozos clandestinos en la región. Según los medios de comunicación locales, se utilizan para irrigar los cultivos, incluyendo plantaciones de cannabis.
Un diputado de la mayoría, Noureddine Moudiane, instó a las autoridades a “poner fin a la perforación aleatoria de pozos, que a menudo no están sujetos a los procedimientos legales vigentes”, informó el sitio web Hespress.