La 100 en vivo

El ejército de Israel mató a tres palestinos en zonas ocupadas

Miles de palestinos marcharon al hospital gubernamental de Yenín para protestar por la agresión israelí / Foto: AFP Dos palestinos murieron este viernes, entre ellos un médico, en una operación del Ejército israelí en Yenín, mientras que horas más tarde otro fue abatido por soldados después de que disparara hacia un asentamiento al norte de Ramallah, en otra jornada de violencia en la Cisjordana ocupada.Las fuerzas israelíes utilizaron munición real en enfrentamientos con palestinos en el campo de refugiados de Yenín, indicó la agencia de noticias oficial palestina Wafa.El Ejército israelí indicó haber llevado a cabo una “operación” durante la cual algunos soldados fueron blanco de disparos de “sospechosos armados”.Durante la intervención, un miembro del movimiento islamista armado Hamas, Diaa Salama, “responsable de ataques recientes contra las fuerzas de seguridad y (que) planificaba otros”, fue detenido, según esta misma fuente.Un médico palestino falleció después de recibir un balazo de un soldado israelí en la cabeza frente al hospital de Yenín.El primer ministro palestino, Mohamed Shtayé, condenó el “asesinato” que, según él, ocurrió cuando el médico intentaba auxiliar a otro herido palestino, informó la agencia AFP.Otro palestino murió de un disparo, según el Ministerio palestino de Salud, que indicó que otras cinco personas resultaron heridas.”La sangre de nuestros mártires alimentará una nueva Intifada”, afirmó el movimiento Hamas, en el poder en la Franja de Gaza.Horas más tarde, otro palestino fue abatido por soldados israelíes tras disparar en dirección a la colonia de Beit-El, al norte de Ramalllah, en el norte de Cisjordania. El Ministerio de Salud palestino informó que se trataba de un joven de 23 años.Según el Ejército israelí, un residente que se encontraba en el exterior de su domicilio fue alcanzado y ligeramente herido por los disparos del palestino. Y dijo que está buscando a un segundo sospechoso que logró huir. La violencia aumentó estos últimos meses en el norte de Cisjordania ocupada, donde el ejército israelí multiplicó sus operaciones. La violencia aumentó estos últimos meses en el norte de Cisjordania ocupada, especialmente en Naplusa y Yenín, donde el ejército israelí multiplicó sus operaciones en respuesta a ataques contra israelíes a principios de año.Estas operaciones dejaron más de un centenar de palestinos muertos, el número más elevado en Cisjordania desde hace siete años, según la ONU.El miércoles, el portavoz de la diplomacia estadounidense Ned Price lamentó “un aumento alarmante del número de muertos y heridos palestinos e israelíes, muchos de ellos niños”.El sábado, dos adolescentes palestinos murieron durante un ataque en Yenín, mientras que el lunes un niño de 12 años sucumbió a las heridas sufridas en una operación militar el mes pasado, según el balance del Ministerio palestino de Salud.Actualmente, las fuerzas israelíes buscan a los atacantes que mataron a dos soldados en incidentes separados la semana pasada.El primer ministro israelí, Yair Lapid, afirmó el jueves que “las fuerzas de seguridad seguirán movilizadas mientras los terroristas y aquellos que los mandaron no sean detenidos”, según un comunicado.Cisjordania es un territorio palestino ocupado desde 1967 por el Estado hebreo.