La 100 en vivo

El diputado Vilca dice que “un coya laburante puede estar a la altura de los debates”

Vilca, en la jura como diputado nacional. (Foto: Leo Vaca) El diputado nacional del Frente de Izquierda Unidad (FIT-U) por Jujuy Alejandro Vilca revindica sus orígenes y asegura que desde su banca asume “el desafío” de su espacio de “hacer política para los trabajadores”.”Tengo el desafío de demostrar que un coya laburante puede estar a la altura de debates nacionales y de definir el destino del país a partir de las políticas que definan los obreros”, señaló Vilca en declaraciones a Télam.Esta semana, el Congreso del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) -uno de los espacios que integran el FIT-U- propuso a la diputada nacional Myriam Bregman y a Vilca como integrantes de la fórmula presidencial que posiblemente compita en las PASO de la coalición para definir a los candidatos de las elecciones de 2023. Vilca, juntoa Nicolás del Caño y Myriam Bregman. (@alevilca) “Bregman logró consolidarse en la Ciudad de Buenos Aires después de 20 años sin diputados porteños de izquierda. En mi caso, como soy trabajador del interior y luego de una histórica elección, los compañeros confiaron que era importante mostrar que tenemos candidatos obreros que pueden hacer política”, remarcó el legislador.Los precandidatos fueron propuestos por el diputado Nicolás del Caño, quien había integrado la fórmula presidencial en las dos últimas elecciones.Según explicó Vilca, se trata de una “propuesta para el conjunto de la izquierda”, que conforman el Partido Obrero, Izquierda Socialista y el Movimiento Socialista de los Trabajadores, y que aún “no han manifestado abiertamente su acuerdo o desacuerdo”.”Buscamos instalar candidatos conocidos como los diputados nacionales para ser voceros en esta situación tan crítica a nivel nacional. Del Caño va a tomar el desafío de volcarse a la provincia de Buenos Aires junto a Christian Castillo donde se da la madre de todas las batallas”, explicó Vilca.Vilca obtuvo más del 25% de los votos en su provincia natal en las últimas elecciones. Se trata del “primer diputado obrero, coya y de izquierda”.Nacido en la zona sur de San Salvador de Jujuy, donde vivía con su madre y sus cinco hermanos, dice haber conocido “la situación de pobreza muy de cerca”.”A los ocho años vendíamos bollos y empanadas porque no alcanzaba para comer y con vecinos juntábamos botellas de vidrio en un carro. Eso me llevó a cuestionarme muchas cosas y madurar prematuramente. Mi mamá era mucama, limpiaba las casas de personas ricas, tenía dos o tres trabajos y no la veía mucho. Ver la falta en el plato de comida me hizo reflexionar de la injusticia y me despertó las ganas de cambiar la sociedad”, recordó.Vilca cuenta que esos “chispazos” finalmente se encendieron durante su experiencia en la universidad, cuando comenzó a militar y a vincularse con “las ideas socialistas y anticapitalistas”.Cuando volvió a Jujuy “fundó el PTS de cero” y comenzó a trabajar en la recolección de residuos y a involucrarse en la vida política del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales de Jujuy.”A mi mamá le habría gustado que estudiemos todos, pero no se podía. Me mandó a estudiar Arquitectura y se me complicó. Cuando dejé la universidad para ir a militar, se enojó conmigo y no me hablaba, pero cuando fui electo diputado entendió que había dejado todo por construir un partido y me pidió disculpas. Para ella significó un gran orgullo verme jurar en una provincia donde la opresión, la pobreza, la desocupación y la discriminación social son cotidianas”, apuntó.Vilca cuenta que Jujuy es un distrito signado por condiciones de trabajo donde “se dan abusos como en el siglo pasado y condiciones semiesclavizadas”, especialmente entre los trabajadores rurales, y dentro de la política hay “mucho nepotismo y el poder es blanco”.”Hay un contraste económico y racial muy marcado. Los apellidos de los funcionarios y principales gobernantes son todos ingleses, españoles, franceses. En Jujuy ,si sos morocho tenés que trabajar de albañil, de mucama, de recolector de residuos. Allá hay hijos de poder y mucha casta política y económica con enorme impunidad”, describió.Además, Vilca sostuvo que, actualmente, ejerciendo su cargo como legislador nacional, vive situaciones de discriminación donde suelen preguntarle “¿Usted quién es?” en la puerta del Congreso, aunque sostuvo que no le sorprende ya que allí “son todos blancos, de traje y hay una gran opulencia económica”.”Una vez estaba yendo para la Asamblea Legislativa, donde iba a hablar el presidente Alberto Fernández y la policía no me dejó entrar y casi me detienen por morocho. Les decía que era diputado, pero no me creían. Tuve que dar toda una vuelta y buscar a mis compañeros del bloque”, contó.Por otra parte, Vilca criticó la gestión del gobernador Gerardo Morales al considerar que mantiene con “puño de hierro” a la Justicia como “un apéndice” de su gestión.”Todos los jueces de Jujuy son exfuncionarios radicales. Hoy persiguen opositores y van contra de las huelgas y las protestas sociales. Hemos denunciado la situación de Milagro Sala (líder de la agrupación Tupac Amaru), porque Morales la tomó como un chivo expiatorio para imponer una serie de reformas legales y avanzar con el conjunto de reclamos sociales”, subrayó.Y en ese sentido, agregó: “Hoy no hay dirigente sindical que no tenga causa abierta en Jujuy. Hay mucho miedo, pero eso se empieza a perder”.Vilca también se refirió a los discursos de ultraderecha que circulan por los medios de comunicación y las redes sociales y que se referencian en la figura del diputado nacional Javier Milei, al advertir que esas posturas “intentan crear odio sobre el desocupado, el pobre y el trabajador”.”Milei intenta imponer esos valores individuales, pero la meritocracia no existe. Ojalá que quienes viven en los sectores más postergados de Jujuy tuviesen la misma posibilidad que los que viven en capital. Cuando hay una sociedad tan injusta, no sólo roban nuestros recursos naturales, sino nuestro futuro. Muchos chicos muy buenos no sienten que tienen esa oportunidad y ven su futuro frustrado, eso es lo que tanto duele”, concluyó.