La 100 en vivo

Desde Azul reclaman las vacunas contra el Covid-19 que ofreció Matías Almeyda

Luego que el ex futbolista Matías Almeyda asegurara que podría comprar miles de vacunas contra el coronavirus en Estados Unidos para donarlas a Azul pero que no lo autorizaron a traerlas al país, desde esa localidad bonaerense insistieron con el pedido al advertir que no se puede “perder la oportunidad”.
Almeyda es actualmente entrenador del San José Earthquakes, de la MLS de Estados Unidos, y allí había conseguido, según contó, que un laboratorio le venda miles de dosis de vacunas, pero señaló que un “político importante” le dijo que no iba a poder ingresarlas al país.
“Matías las tiene (las vacunas) y no podemos perder esta oportunidad. Tiene la posibilidad de comprarlas porque en Estados Unidos las venden. A él se las venden”, enfatizó el jefe de Gabinete local, Alejandro Vieyra.
En una entrevista con radio Continental, el funcionario detalló que tras la muerte de su padre por coronavirus, Almeyda se acercó al municipio a través de su hermana, que trabaja en el área de discapacidad, y debido al “faltante de vacunas” comenzó las gestiones con “contactos que tiene en Estados Unidos”.
“Él se decide a hacer este aporte, averigua cómo se puede hacer y las tenía listas para comprarlas, serían unas 30 mil vacunas. Creía que iba a ser un trámite más sencillo, porque Matías es puro corazón”, agregó Vieyra.
Después de insistir que Almeyda tiene la posibilidad de comprar las vacunas y de que “hay que facilitarle” la logística para traerlas al país, el funcionario azuleño contó que ese episodio generó el “disparador de por qué no darle a los municipios la posibilidad de comprar vacunas”.
Cabe recordar que en las últimas horas el ex futbolista, nacido en esa ciudad bonaerense, contó cómo surgió el tema de conseguir vacunas. “Hace 20 días llamé a un político importante de Argentina para preguntarle, porque quería vacunar a todo Azul. Quería vacunar, quería pagar todas las vacunas, pero lamentablemente no se pudo. Tenía los contactos para poder llevarlas y pagar a todo Azul, no me importaba lo que me iba a costar. Si me quedaba sin lo que tenía, no me importaba porque la pérdida de mi padre y de muchos conocidos me da mucha tristeza”, había confesado. (DIB) FD

Marita Gelitti