La 100 en vivo

COP26: ambientalistas cuestionan la letra chica del compromiso que la Argentina firmó para reducir las emisiones de metano y frenar la deforestación

Descreen del verdadero compromiso de los líderes mundiales que se sumaron al acuerdo. En los últimos 30 años, el país perdió un territorio de bosques del tamaño de Entre Ríos.
Activistas se manifestaron este martes en Glasgow por el cambio climático .
El gobierno de Alberto Fernández adhirió este martes a un compromiso global para frenar y revertir la deforestación y reducir un 30% las emisiones de metano en el 2030, en el tercer día de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en curso en Glasgow.
Pero el acuerdo, según dijeron ambientalistas argentinos, fijó un horizonte muy lejano en el tiempo para su cumplimiento efectivo y ahora se corre el grave riesgo de acelerar el proceso de destrucción de los bosques nativos del país. Por eso, coincidieron, debe haber “deforestación cero ya”.
Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace Argentina, dijo que “parece lejano el 2030 y además el acuerdo es jurídicamente no vinculante. Es probable que se dispare la deforestación mucho más”, advirtió. “En 2014 se había firmado un acuerdo similar y no bajó la deforestación”, expuso.
Joe Biden en la cumbre climática .
Y añadió: “Argentina anunció el combate de la deforestación ilegal con la idea de penalizar el desmonte, pero ya lo vienen anunciando un par de veces y el Gobierno no manda el proyecto al Congreso. Ojalá que esto signifique que mande el proyecto de ley sobre delitos forestales”.
Según Giardini, “la mitad de los desmontes por soja y ganadería son ilegales”. “La actual Ley de Bosques tiene muchas zonas en las que está permitido ´desmontar´. Esas zonas pueden ser millones de áreas deforestadas legalmente. El plazo de 2030 es un plazo muy largo que puede disparar la deforestación en el Amazonas, en el Gran Chaco y en el Paraguay. Se pone fecha, pero es muy lejana”, indicó.
El ambientalista recordó que “en 2007 en Argentina se discutió y aprobó la ley de Bosques” y detalló que solo ese año, cuando se discutía la normativa, se triplicó la deforestación en el país. “Este anuncio de la COP26 puede generar un efecto similar y disparar aún más la deforestación”, alertó.
En ese punto, Gardini dijo que ahora “van a apurar el desmonte legal y el ilegal. Van a pedir permisos de desmonte donde no estaban apurados. Y la tala ilegal, mientras no tengamos una ley de delitos forestales, va a seguir y los responsables van a pagar multas muy bajas o van a judicializar las sanciones cuando son muy altas”.
“Argentina debería penalizar sí o sí lo ilegal y acordar con las provincias cómo hacemos un plan de deforestación cero a corto plazo”, afirmó.
Cuántas hectáreas de bosques nativos se pierden en la Argentina cada año
En Argentina se pierden en promedio 200 mil hectáreas de bosques nativos por año contra las 300 mil que se destruían antes de la ley de Bosques de 2007. Sin embargo en 2020 los incendios forestales en Córdoba, Jujuy y Entre Ríos agravaron la crisis y la cifra creció a 350 mil hectáreas.
“Una Ciudad de Buenos Aires son 20 mil hectáreas. En un año normal se pierden 10 Ciudades de Buenos Aires” de bosques nativos, ejemplificó Giardini.
“En los últimos 30 años, Argentina perdió 8 millones de hectáreas de bosques. Es un territorio del tamaño de Entre Ríos o Escocia. Y el 80% de esa cifra se dio en Chaco, Santiago del Estero, Salta y Formosa. Pero también hay deforestación en Córdoba y la Patagonia”, señaló.
El acuerdo de deforestación firmado en la COP26 es no vinculante
Para el abogado ambientalista Enrique Viale, este acuerdo al ser no vinculante no representa un compromiso frontal contra la deforestacion. “Lo firmó hasta el Brasil de Jair Bolsonaro, que está con el agronegocio y la destrucción de la Amazonia. El año 2030 es insuficiente y tardío. Venimos pidendo deforestación cero ya”, indicó.
“El plazo fijado en la COP26 de Glasgow abre el plazo para acelerar el proceso de deforestación”, alertó. Viale dijo que “esto no es solo una crítica a la Argentina, sino a todo el andamiaje mundial. Estos acuerdos para nada son concluyentes ni ambiciosos. Dejar esa ventana abierta de 8 años es una locura”, indicó.
El rol de gas metano en las emisiones de la Argentina
Otro de los compromisos firmados por Argentina refuerza la iniciativa de reducir un 30% las emisiones de metano. En ese sentido, Viale dijo que “es uno de los gases de mayor poder de efecto invernadero. Donde hay más gas metano es en la ganderia y en Vaca Muerta, así que cualquier cosa que no cierra sobre nuestros procesos productivos es letra muerta”, aclaró. Y afirmó: “Hay que discutir modelos de mal desarrollo” para reformular la matriz productiva.
En tanto, Enrique Maurtua Konstantinidis, experto en cambio climático de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), afirmó que el acuerdo alcanzado en la COP26 solo aplica a las emisiones de metano vinculadas al sector energético.
“Esto es muy importante decirlo porque no implica compromisos con la ganadería y la agricultura”, detalló.
En este sentido, explicó que “el tema de las emisiones de metano se considera como emisiones fugitivas” y precisó que “en el proceso de explotación petrolera hay emisiones que se filtran del caño y de los pozos de metano. Eso representa el 1% de las emisiones del país. Entonces lo que abarca este compromiso es en los gases de la producción petrolera”, ahondó.
Para el experto, “si Argentina está proyectando aumentar exponencialmente su producción petrolera con Vaca Muerta, esas emisiones están proyectando aumentar. Por eso es indispensable reducirlas”.
“La complejidad de esto es que se busca reducir las emisiones de metano, pero se quiere ampliar Vaca Muerta. Y las emisiones entonces van a aumentar cuando en realidad no debería concretarse el proyecto de Vaca Muerta” y profundizar estrategias alternativas como las de Hidrógeno Verde, concluyó.