La 100 en vivo

Anunciaron un paro de dos días en el Garrahan y una marcha a Plaza de Mayo

Foto: Maximiliano Luna Los profesionales y técnicos del hospital pediátrico Garrahan realizarán un paro el próximo jueves y el 23 de noviembre y se movilizarán hacia la Plaza de Mayo en rechazo a “recortes presupuestarios” al establecimiento asistencial. Así lo informó en un comunicado la Asociación de Profesionales y Técnicos (APyT), que conduce Norma Lezana, al tiempo que desde el Consejo de Administración del hospital replicaron que “se está trabajando en la recuperación progresiva del salario” tras un fuerte deterioro en 2017 y 2018. En las medidas de fuerza participará también el llamado sector “autoconvocado” de la institución, en tanto Lezana señaló que el gremio llevó a cabo “un análisis comparativo del presupuesto de los últimos años, por lo que en 2022 por inflación el hospital debería recibir 40 mil millones de pesos, pero se le asignaron 30 mil, y 33 mil millones para 2023”. Lezana advirtió que a los trabajadores del Garrahan “nadie les ganará por cansancio o desgaste” y ratificó las dos jornadas de paros y la marcha. En respuesta, el Consejo de Administración del hospital manifestó que “se está trabajando en la recomposición progresiva del salario, que se deterioró fuertemente entre 2017 y 2018, con aumentos otorgados con recursos genuinos que permiten mantener los salarios acordes a la inflación”. Y sobre las cuestiones presupuestarias, las autoridades del centro de salud recordaron que en 2022 la oposición se negó a votar en el Congreso el proyecto de presupuesto del Estado nacional, mientras que en 2023 el proyecto recibió media sanción en la Cámara de Diputados hace veinte días. El proyecto contempla para el Garrahan “27 mil millones de pesos, que corresponde al 80% de financiamiento de Nación, más el 20% que debe comprometer el Gobierno de la ciudad, otros 5 mil millones, por lo que se estaría llegando a un presupuesto total de 32 mil millones de pesos para 2023, sin contemplar los sueldos de la paritaria que se definirán recién en abril”, sostuvieron en un comunicado. Agregaron que, con esas previsiones, “se estará garantizando un presupuesto acorde a las necesidades del hospital”, pero además “se van a financiar obras muy grandes que quedaron pendientes e inconclusas en 2018, como el Servicio de Trasplante de Médula Ósea y la Emergencia”. En otro orden, la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa) ratificó hoy dos paros nacionales para esos mismos días en dependencias nacionales, provinciales y municipales en reclamo de una recomposición salarial y una paritaria sectorial, informó la organización, que ya comunicó las protestas al Ministerio de Trabajo. La Fesprosa exige una mejora salarial, la convocatoria a la paritaria sectorial nacional, el 82% móvil jubilatorio, el cese del trabajo precario, la eliminación del Impuesto a las Ganancias y el reconocimiento profesional de la enfermería. El gremio respaldó y se solidarizó con las demandas de médicos residentes y concurrentes de Buenos Aires, del territorio bonaerense y Rosario; de los trabajadores de los hospitales nacionales y de los entes autárquicos y del personal en conflicto en Catamarca, Tucumán, Rio Negro, Neuquén, Santa Fe, Chubut, San Luis y Córdoba. El gremio sostuvo que durante las dos jornadas de huelga “se garantizarán las guardias mínimas, según la ley de servicios esenciales”, y enfatizó que “se impone una nueva mirada de las autoridades nacionales, provinciales y municipales para un sector postergado luego de la pandemia, que pasó de ser esencial a descartable”.